Lego (2014)

Lego (2014)

Directores: Phil Lord, Christopher Miller

Una Película imperdible para grandes y chicos sin duda. 
En el mundo Lego cada uno tiene su lugar, cada día empieza y termina siguiendo las instrucciones de Lord Business y todos parecen felices. Sin embargo, hay un grupo que se resiste a vivir de ésta manera y buscan al elegido, que, según cuenta la profecía es el Lego que encuentre la pieza de la resistencia, la única pieza capaz de detener el arma más letal del mundo - el pegamento - que está en manos del villano Lord Business.
Lego nos presenta un mundo digno de una película de ci-fi clásica, sólo que cambia el gris de la opresión por el fantástico colorido del mundo de juguetes y con una seguidilla de personajes geniales.
Es sin duda algo distinto, pero a su vez nos ofrece lo que todos queremos ver en las nuevas pelis de animación: Humor para grandes y chicos, un mensaje y diversión.
Lo mejor de lo mejor, es Batman-Lego. Sin duda es el personaje que se lleva todos los aplausos, sin embargo lo acompañan muchísimos otros como el policía bueno y malo, la dinámica entre superman y linterna verde y obviamente el protagonista de nuestra historia, un lego constructor que llega a sentir que por una vez en su vida puede ser especial.



Háganse un tiempito para verla, no se van a arrepentir y queden una semana tarareando Everything is Awesome!!!!




Citizen X (1995)

- Usted cree que un hombre es lo que dice, ¿no es así, Coronel?
- Lo es si se gana la vida hablando.

Ambientada en la Unión Soviética de los 80s, "Citizen X" cuenta la historia de Burakov (Stephen Rea), un joven experto forense que conecta el descubrimiento de ocho cadáveres en los bosques de Rostov con la existencia de un asesino serial. Su jefe, el Coronel Fetisov (un brillante Donald Sutherland), militar de carrera preocupado más que nada por su futuro político en el Partido Comunista, rápidamente asigna a Burakov como detective a cargo del caso - sin experiencia previa. Burakov es eficiente, honesto y confiable, atributos que Fetisov rápidamente detecta y decide aprovechar.

Al espanto de Burakov cuando los cadáveres, en su mayoría niños y niñás, continúan apilándose se le suma la frustración de tener que enfrentar la oposición abierta de sus propios superiores. “No existen los asesinos seriales en el estado Soviético", asegura el jefe local del partido. “Es un fenómeno decandente del Oeste.” Sus pedidos para obtener equipamento, recursos, publicidad o incluso la ayuda del FBI son rechazados. Sus jefes lo ridiculizan. Y así transcurren ocho años de lento progreso para Burakov, quien trabaja rigurosa y exhaustivamente con los pocos recursos que consigue. Nada ayuda que el partido lo obligue a arrestar doctores (palabra clave para "Judios" en la Rusia Soviética) y homosexuales con regularidad, solo para satisfacer los deseos del Politburó, o verse obligado a liberar a su principal sospechoso luego de enterarse que es miembro del Partido y que su análisis de sangre resulta negativo en circunstancias poco claras.

Toda esta historia, cabe aclarar, es real. El sospechoso resulta ser Andrei Chikatilo, "el carnicero de Rostov", quien sería acusado formalmente de 52 asesinatos a principios de 1990. La película pasa de "buena" a sencillamente fantástica cuando la llegada de la Perestroika sacude los cimientos del pais y Fetisov, quien guiaba a Burakov a través de los intrincados caminos de la burocracia Soviética, se ve finalmente posibilitado de ofrecerle recursos reales para atrapar a Chikatilo.

"Citizen X" es una película para televisión producida nada menos que por HBO. Con actuaciones brillantes, una ambientación impecable, gran guión y muy buenos valores de producción es sin duda una de las mejores películas sobre asesinos seriales que haya tenido oportunidad de ver. Me atrevo incluso a decir que es demasiado buena para ser una producción de TV; si hubiese sido una película de alto presupuesto Donald Sutherland posiblemente se hubiese llevado una nominación al Oscar. Tuvo que conformarse solo con un Emmy y un Globo de Oro.

Recomendadísima.

Godzilla (2014)

Director: Gareth Edwards
Writers: Max Borenstein (screenplay), Dave Callaham (story)
Stars: Aaron Taylor-Johnson, Elizabeth Olsen, Bryan Cranston

Ayer quise aportar un análisis a este blog y me hice una escapada al cine para ver esta película. Como ven en el título se trata de una remake de una remake de una remake de un clásico del cine. Este tipo de películas demuestran que se les terminaron las ideas y reviven viejos clásicos por enésima vez (ejemplos: Spiderman, Robocop).

Esta versión es más fiel a la versión de 1954. Para los que recuerden la versión de 1998, la historia de esta película la variaron con respecto a esa versión. La historia es la que saben, aparece Godzilla y se arma la podrida. En este caso se suman otros bichos para hacerlo más interesante. La ciudad elegida para ser destruida es San Francisco en este caso.

La película no sobresale en nada, es la típica película de desastres ficticios con los clichés de toda película hollywoodense: Personaje con un accidente familiar que lo trauma y lo obsesiona, lo ven como un loco pero tenía razón, aparece el ejército yanqui para arreglar las cosas, etc. A medida que transcurre la película no sabés cómo van a mezclar al protagonista con la historia, o sea, nunca sabés qué pito toca hasta que en un momento la safan con unas escenas heroicas. Me pasó que cuando aparecían los bichos los quería ver en acción, pero no los aprovecharon como deberían (creo que solo una escena estuvo buena, el resto no).  Otra cosa que me pasó es que cuando vi a Bryan Cranston en la película veía a Walter White con otra profesión. Es increíble cómo se les pega un personaje a un actor (me pasa con Elijah Wood, para mi será Frodo para siempre).

Resumiendo, es una película del montón. Es, como diría un amigo, bajable. Si se la pierden en el cine mejor, porque no justifica gastar una entrada en el cine para ver algo que ya vieron en miles de otras películas. Los efectos son buenos, la historia safa, pero no está bien aprovechada y caen en lo de siempre para captar más público.

Piano, solo (2007)

Bellísima.

"Piano, solo" es sencillamente la triste historia de vida del pianista y compositor de jazz italiano Luca Flores.
Dirigida por Riccardo Milani y basada en el libro "Il disco del mondo - Vita breve di Luca Flores, musicista", de Walter Veltroni.

Días y semanas después de verla me encontré en reiteradas ocasiones pensando en Luca, a veces en escenas puntuales y otras simplemente en la imagen que se formó en mí de tan inolvidable persona. Esto es obra y gracia del director, escritor y guionistas (Ivan Cotroneo, Claudio Piersanti.), que supieron presentar cada hecho de la historia del músico que lo fue formando, que lo fue moldeando, que fue definiendo cada nota de su vida que lo llevó a la inevitable cadencia final.

Me gusta decir que el elenco es bellísimo, y no me refiero sólo a belleza estética sino también a esa belleza armónica que puede conformar una persona, cuando transmite lo mismo con la imagen, con las palabras y con los gestos. Luca vivió rodeado de personas de diferentes estilos, que cada actor interpreta a la perfección.
Visualmente es hermosa, filmada en Florencia y otras partes de Italia, y con una fotografía muy elegante y sutilmente lograda, a cargo de Arnaldo Catinari. Sin impresionar, esas imágenes se te graban.

"Piano, solo", además de ser una fiel biografía y un intenso drama existencial, es el significado del jazz, del jazz en el hombre.
"Piano, solo" es la pregunta inconclusa de si el hombre compone jazz, o el jazz compone al hombre.

Imperdible.



The conversation (1974)

No le temo a la muerte. Le temo al asesinato.

Harry Caul (Gene Hackman) es posiblemente el mejor especialista en vigilancia del país. Perfeccionista, solitario y reservado, pasa la mitad de su vida espiando por encargo y la otra mitad evitando ser espiado. Hackman construye de manera brillante a un personaje que ha perfeccionado sus habilidades a costa de ciertas cualidades humanas; puede confesarse por robar un diario pero no porque su trabajo termine matando a alguien - el resultado de su trabajo, explica, no le interesa. Es un profesional. No hace preguntas porque no le corresponde pero, principalmente, porque no quiere tener que lidiar con las respuestas.

La película comienza justo en mitad de su mejor trabajo: espiar a dos personas en medio de una enorme plaza pública en San Francisco. A través de un número de escenas brillantes (con una impecable edición de sonido - quizás una de las mejores que haya oído), encontramos a Harry resolviendo el problema y, mientras trabaja en el resultado final, repitiendo la grabación una y otra vez, se convence de que alguien morirá a causa de ella.

Lo interesante es que mientras progresa la trama su propia interpretación de esa grabación va cambiando. Tiene en sus mandos un documento sólido e innegable pero lo que entiende sobre el mismo varía; la grabación es clara pero se niega a revelar su significado. Y es justamente la búsqueda de ese significado lo que lleva a hundirse en una conspiración de espionaje corporativo y asesinato, obligándolo a confrontar decisiones morales respecto a su trabajo.

"La conversación" es un thriller brillante construído alrededor de una sola línea de diálogo. Habla sobre paranoia, invasión de privacidad, espionaje y crisis de consciencia en un hombre que no desea saber, pero lo hace, y como ese conocimiento lo destruye de a poco.

Coppola dirigió a "La conversación" como un proyecto pequeño entre la filmación de las dos primeras partes de "El Padrino". El hecho de que "La conversación" fuese nominada al Oscar por mejor película y perdiese ante, justamente, "El Padrino II" es testamento de la calidad de esta obra. Brillantemente filmada y actuada, con una banda sonora minimalista a cargo de David Shire y un trabajo increíble de edición de sonido a mano del legendario Walter Murch, "La conversación" es una de las mejores obras de los '70 y uno de los mejores thrillers de la historia. Recomendadísima.

A Late Quartet (2012)

No se puede explicar la música,
no se puede comprender al ser humano.
No se puede explicar la relación entre dos personas,
ni se puede comprender la relación entre el hombre y la música.

A Late Quartet muestra con delicada precisión cómo es la vida del músico: cuáles son sus pasiones, sus desafíos, sus miedos.
A Late Quartet muestra cómo es el ser humano: sus miserias, sus amores, su día a día, sus miedos.

¿Pero cómo?
Lo maravilloso de esta película es que presenta diferentes versiones de cada uno:
el músico apasionado que sólo desea dejarse llevar por la música,
el músico perfeccionista que espera que su interpretación sea exactamente como tiene que ser...
El hombre viejo que enfrenta la realidad de estar transitando la última etapa de su vida y una enfermedad neurodegenerativa,
la chica adolescente que va aprendiendo a separar los hilos de su propia historia de la telaraña tejida por sus padres,
la madre que sigue buscando el diálogo que nunca pudo conseguir con su hija...
etcétera.

Cada persona es una historia diferente, fuertemente enlazada por el leit motiv de sus vidas: la Música.

Podría decir muchísimas cosas más de la película, como que la calidad musical está en un nivel que poco se ve en el cine, los actores son excelentes (Christopher Walken, Philip Seymour Hoffman..!), la historia muy real.... pero verdaderamente en este caso, como en la música, vale muchísimo más que cualquier palabra, sentarse a escuchar, ver y disfrutar de esta hermosa (y dramática) película.




Nebraska (2013)


Mientras miraba la película pensaba cómo habría sido realmente: si se eligieron los actores luego de la película, o se escribió la película por la cara de los actores.
Nebraska es una forma cruda, lenta y amarga de presentar la miseria humana, la dejadez a la que podemos llegar como hombres, como hijos, como esposas, como familia. Es la clara imagen de "nada que perder" que los años nos va dibujando en la cara, en nuestra historia.
En este caso, la realidad se presenta a través de Woody, un viejo senil que cree haber ganado un millón de dólares por una publicidad que le llega por correo, y se encapricha con ir hasta Lincoln (Nebraska) aunque tenga que ser caminando, a buscar su premio. David es uno de sus dos hijos que decide llevarlo hasta Lincoln en auto, un poco para que su padre deje de escaparse caminando y que lo devuelva la policía que lo encuentra en el camino, y otro poco para escaparse él mismo de su vida, que se estaba volviendo cada vez más triste.
En todo el camino se van cruzando con muchas personas, y de cada una de ellas se ven diferentes formas en que se transforma la vida a merced del tiempo y del abandono.

Me gustó esta película por varias razones, a saber:
- La cara de los personajes. 
                   Son el fiel reflejo de la idea general de la película.
- La música. 
                   Me pareció EXCELENTE la banda de sonido elegida.
- El guión. 
                   No se habla demasiado, pero cuando se habla, queda muy claro cómo es cada personaje, qué quiere decir, qué significa... y además (en lo personal) me hacía pensar si yo en la misma situación no diría las mismas cosas.

Woody: - "I don't remember. And it doesn't matter."
[...]
Kate: - "You can all just go fuck yourselves!"

- La dirección.
                   La historia es realmente aburrida (¿A quién le importa la vida de un viejo terco y senil?) , pero muy habilmente el director logra desde el principio que el espectador quiera saber cada vez más cómo va a terminar la historia. Funciona, y funciona muy bien...


... y termina muy bien. Realmente la película de principio a fin no te defrauda. Es aburrida y patética como la vida real, sí. De ello se vale para recordarnos que a nosotros, ese mundo miserable que se parece tanto al que vivimos día a día, y que nada nos dice ni nos afecta, nos interesa demasiado más de lo que quisiéramos.





300: Rise of an Empire (2014)

300: Rise of an Empire es una película cuyo fuerte principal es el impacto visual (ergo, es para ver en el cine).
Está basada en la novela gráfica "Xerxes", de Frank Miller, por lo que tiene como objetivo narrar el contexto histórico de la sanguinaria batalla de 300. Objetivo que logra... IMHO, muy justito. Dura aproximadamente una hora y media, y no le falta nada (creo)... pero tampoco le sobra. Un punto a favor es que dada su duración no llega a cansarte. Un punto en contra es que tiene varias cuestiones que podían terminar transformándola en una película densa, a saber:
El ritmo narrativo es confuso. Comienza describiendo cómo se desarrolla el hilo histórico para que el espectador vaya sumergiéndose en la trama, pero deliberadamente se detiene en escenas, diálogos y/o enfrentamientos de forma muy abrupta que más de una vez descoloca al espectador y le hace perder el hilo (BTW, al principio confunde, después de un ratito te acostumbras).
Abusan del slow motion. Queda MUY BIEN para este tipo de imágenes, en donde no se escatiman sangre, violencia y combates bien detallados, pero lo que en los primeros veinte minutos de película te parece una maravilla de detalle y calidad visual, luego se empieza a poner demasiado repetitivo.
Remarco sin embargo nuevamente que en lo que a calidad de imagen concierne, es admirable lo bien logrado que está el juego de luces y colores para expresar lo que corresponde a la escena y sus personajes. Por ejemplo, para resaltar el look sombrío de Artemisia (y que realmente logre llamar la atención por sobre todo el contexto escenográfico lúgubre que tiene) maquillan la piel de ella bien blanca, de forma tal de lograr el contraste y destacarla del resto.

En lo que a reparto respecta, en general está bastante bien seleccionado. Sullivan Stapleton y Eva Green interpretan muy bien su personaje, ya que no necesariamente deben ser héroes o líderes sobrenaturales sino que tienen un carácter tan fuerte y duro como humano, generado por la historia de vida que los fue llevando al lugar que ocupan. La única que no me convenció demasiado fue Lena Headey como Queen Gorgo. Creo que ella es mucho mejor actriz de lo que se puede apreciar acá (lástima).
Otro aspecto que también me gustó es la banda de sonido. No porque tenga "temas excepcionales", sino porque generalmente acompaña muy bien cada escena. Logra el ambiente sonoro ideal para lo que pasa, y lleva el ritmo de la película.

RESUMIENDO, es una gran película para ver (sobre todo si te gustó 300). Cumple. Es buena, es llamativa, es épica, no cansa, impacta y entretiene. Ideal para la pantalla grande.


Intouchables (2011)

Exquisita. Brillante. Increible. Magnífica. Excelente. Única.

Intouchables es una película francesa basada en hechos reales que (aunque usted no lo crea) te divierte de principio a fin. Y es por ello que la considero una joyita para este género.
Tiene lo mejor del cine francés: Un alto grado de realismo en la trama y la dramatización, así como en una selección muy precisa de personajes que distan mucho de ser ideales, y que durante toda la película no hacen más que vivir la situación que (lamentablemente) les toca.
Pero... ¿Qué la hace diferente?
Principalmente los actores. Omar Sy ("Driss" en la historia) tiene una impecable autenticidad para representar la vida simple de un negro inmigrante de los suburbios de París,
y François Cluzet ("Philippe") sólo con la expresión de la cara le acanza y sobra para mostrarte la esencia de un millonario que quedó tetraplégico a raíz de un accidente.
La música, la imagen y la escenografía tienen el nivel y la exquisitez de la alta sociedad (música clásica, una mansión lujosa, la noche parisina y los mejores cuadros del arte moderno), y el guión, los diálogos y las escenas tienen la simplicidad de una vida de bajos recursos.

La historia ES el vínculo que se forma entre estas dos personas diametralmente opuestas, caminos que de casualidad se cruzan cuando Philippe busca un enfermero que lo asista full time, y Driss necesita una constancia de asistencia a entrevistas de trabajo para poder recibir un subsidio del estado.
Desde el comienzo te das cuenta de que tu propia realidad está llena de gente auténtica y espontánea como Driss, y que la vitalidad que irradia te hace disfrutar cada momento en su presencia; y a su vez sabes que el mundo está lleno también de gente como Philippe (¿acaso vos?), con gran claridad para comprender la vida pero que el tiempo fue aquietándolo y silenciándolo un poco...

Por todo ello sobran razones para que disfrutes la película de principio a fin, y que, de hecho, no quieras que se termine.


Wreck-It Ralph (2012)

Director: Rich Moore
Writers: Rich Moore (story), Phil Johnston (story)
Stars: John C. Reilly, Jack McBrayer, Jane Lynch 

Ayer me recomendaron que vea esta película sabiendo como me gustan los videojuegos y cómo los disfruto y disfruté. La invito a que si lee estas líneas agregue su opinión sobre esta película.
La película se basa en Ralph, el malo de un videojuego que está cansado de ser malo y decide ir en busca de una medalla que le de el reconocimiento que quiere de todos. A partir de esta premisa arranca una historia muy divertida a lo largo del mundo de los videojuegos que, para el que disfrutó y disfruta de los mismos, le va a gustar y va a encontrar todo el tiempo guiños a muchos juegos y compañías que tantas alegrías nos dieron. En muchas ocasiones aparecen referencias a juegos de los 80 y los 90 (por ejemplo Mortal Kombat, Street Fighters, Don King Kong, Sonic, Mario Bros, etc), en especial esos que supimos disfrutar en las salas de video juegos que tantas fichas nos han comido. Un momento de emoción fue ver una parte en la que recuerdan un viejo truco de  los juegos de Konami que usaban el mismo para todos los juegos (muchos lo reconocerán al verlo) Y también hay otro momento que me recuerda a la mejor galletita que existe en el mundo.
La película es divertida en todo momento. Trata de hacer lo que muchas películas de animación hacen, entretener a los más chicos y darles a los más grandes una historia que pueden disfrutar también. Dudo que un niño pueda captar todos los guiños. También tiene su parte emocionante, para que a más de uno se le piante un lagrimón. A pesar de que está hecha por Disney, es una película muy bien hecha y que no aburre en ningún momento.
Una cosa que logró esta película (además de ponerme nostálgico todo el tiempo) es que pueda disfrutar hasta los créditos, que siguen emocionando a jóvenes como yo que tantas horas y fichas han gastado en esos memorables juegos.
Así que si quieren ver una película de animación, divertida, agradable y que además les haga recordar esos clásicos juegos que tanto disfrutaron no duden en verla. No dura mucho (hora y media aproximadamente).
Me parece que voy a buscar mis emuladores para ponerme más nostálgico.